branding como gestionar tu marca con exito

Branding: gestiona tu marca con éxito

La interacción de las personas con los productos y servicios que conocen les proporciona experiencias que los acercan a la decisión de compra. El branding hace posible desplegar acciones que despierten esa sensación y aumenten las conversiones.

A continuación veremos por qué es importante que las empresas pongan en práctica esta disciplina y cuáles son los diferentes tipos que existen. Por último, te contaremos sobre los elementos que debes reunir para gestionar tu marca con eficacia. 

Importancia del branding

La marca es uno de los activos más importantes de cualquier empresa. No sólo le aporta una identidad corporativa, sino que además alienta a los consumidores a realizar conversiones y colabora a aumentar el brand awareness

Crear una estrategia de branding refuerza tus acciones destinadas a publicidad y marketing, dándoles impulso y potenciando su impacto. Además, le brinda a la compañía una identidad más allá de tus productos o servicios, ofreciendo a los consumidores ser parte de una comunidad y conectar con una experiencia.

Por último, otorga un sentido de pertenencia a los empleados. Esto no sólo fortalece el vínculo entre el personal y la marca, sino que también colabora con su reputación y la imagen que da hacia el exterior. 

Promover experiencias positivas, contar historias y lograr que las personas se identifiquen con ellas es parte del desafío del branding. 

Tipos de branding

Emocional

El branding emocional consiste en crear un vínculo con la audiencia. Su objetivo es  humanizar la marca para poder atraer la atención de los clientes potenciales a través de las sensaciones generadas. 

Actitudinal

Quizás hayas oído sobre la identidad actitudinal de una marca. Se trata de una estrategia que busca que los consumidores se identifiquen con un determinado estilo de vida o actitud. Las compañías que lo logran con éxito son conocidas como lovemarks ya que, tal como su nombre lo indica, han conseguido que su público objetivo genere un vínculo afectivo con la marca. 

Social

El branding social busca establecer conexiones con sus clientes ideales a partir de la interacción con sus principales grupos de interés. Estas acciones pueden ser desarrolladas tanto en plataformas online (como medios digitales y redes sociales) y en canales tradicionales (como anuncios, televisión, radio, periódicos y revistas).

Centrado en el producto

Este tipo de branding suele ser muy utilizado cuando una misma marca ofrece distintos productos que busca posicionar en el mercado. Su objetivo es comunicar las virtudes de cada uno de ellos y al mismo tiempo transmitir una identidad corporativa homogénea.  

tipos de branding

Elementos de branding para gestionar tu marca con éxito

Promesa

La promesa de marca es uno de los componentes más importantes dentro de una estrategia de branding. Se trata del compromiso adquirido con los consumidores y por lo general se ve representado en el eslogan. 

Además de transmitirla, lo importante es lograr que la promesa se cumpla en todas las áreas de la empresa. Desde los ejecutivos hasta el personal de atención al cliente deben hacer propia la promesa de marca y trabajar a diario para cumplirla. 

Consistencia

Este elemento garantiza que todas las acciones de marketing de la compañía estén alineadas con la marca porque, al fin y al cabo, la percepción del público objetivo es la suma de todas las experiencias que han tenido con ella. 

Para obtener esta consistencia es necesario contar con una identidad de marca sólida y formar a los colaboradores de la empresa para representar fielmente a la marca en todos los aspectos. 

Comunidad

Crear una comunidad es un concepto que se trabaja mucho en redes sociales, que sin duda es uno de los canales a través de los que una marca puede consolidar la suya. 

Cuando muchas personas se identifican con los productos o servicios que ofrece una empresa, se agrupan y forman comunidades. Esto se traduce en clientes fidelizados y a su vez contagia al resto de los consumidores las ganas de ser parte de un grupo que comparte las mismas experiencias. 

Adaptación

La adaptación es un elemento clave para el branding porque las marcas deben tener la flexibilidad suficiente para ajustarse al contexto. La sociedad evoluciona y con ella también deben hacerlo las empresas para evitar desaparecer por quedar anticuadas. 

Una buena forma de lograrlo es hacer investigaciones de mercado de manera frecuente y  mantenerse atento a las preferencias del público objetivo. 

Fidelización

Las mejores marcas sin duda son aquellas que tienen la capacidad de fidelizar a sus clientes. Este componente debe ser aplicado en ambos sentidos. Para construir un buen branding no basta con esperar a que los clientes simplemente se queden, sino que hace falta reconocer y agradecer su trayectoria con la marca.  

En conclusión, para gestionar tu marca con éxito debes empezar a ser consciente que el branding es un factor de calidad más de tus productos o servicios. Una marca se construye sobre una promesa, que es el valor diferencial que le aportarás a tu público objetivo. Si no la cumples los clientes lo notarán y además de no poder fidelizarlos tampoco conseguirás nuevos compradores. 

Si necesitas apoyo para consolidar tu estrategia de branding, no dudes en contar con nosotros. Nuestra experiencia en el sector IT nos ha dado las herramientas necesarias para impulsar las ventas de nuestros clientes. 

    Language