nuevo buscador de google

Nuevo buscador de Google: ¿cómo afectará al SEO?

Cuando un usuario realiza una búsqueda en Internet quiere encontrar información rápida y precisa. Hasta ahora el buscador de Google viene resolviendo esta cuestión mediante diferentes algoritmos. Pero la tecnología avanza y con ella las necesidades de las personas que navegan en la web. 

Ante esta situación la compañía está llevando a cabo investigaciones para modificar y mejorar esta experiencia. En este artículo te contaremos en qué consiste este innovador proyecto, qué es lo que propone y cuáles serían las implicaciones respecto de las técnicas de SEO.

¿Cómo funciona actualmente el buscador de Google?

Para comprender el funcionamiento del nuevo proyecto primero hay que estar al corriente del que está vigente en la actualidad. 

En 1998 los estudiantes Sergey Brin y Larry Page presentaron el prototipo de un motor de búsqueda que daría lugar al principal algoritmo de Google: el PageRank. Cuando un usuario introduce un término en el buscador el sistema clasifica los sitios web con información relacionada y los ordena según su relevancia. 

Este indicador está determinado por dos factores: la cantidad y la calidad de backlinks, en otras palabras: el número de veces que se enlazó a esa URL desde otros sitios web. De esta manera, la persona que hace la búsqueda obtiene una serie de páginas entre las cuales debe buscar la respuesta a su inquietud. Por lo tanto, una empresa que quiere aparecer en los primeros resultados de Google debe conocer y aplicar estas particularidades.

El proceso es posible gracias al poder de la indexación que supone la acción por parte de Google de crear un listado de sitios para ofrecer ante una búsqueda. Para que el buscador indexe una página, los creadores de la misma deben cumplir con una serie de requisitos, pero en especial dar de alta la web en Google Search Console. Así, el motor de búsqueda puede rastrear la URL que le fue indicada y posteriormente agregarla a sus índices.

Cambio de paradigma: ¿en qué consistirá el nuevo buscador?

el nuevo buscador de google usara inteligencia artificial

Recientemente Google divulgó un artículo donde explica un nuevo modelo de búsqueda que está en desarrollo. Lo que propone es reemplazar la lista de sitios web indexados por una respuesta más personalizada.

La idea es que el usuario reciba un resumen de la información que Google recoge en Internet. Pero ¿no se trata del mismo proceso? No, el proyecto del nuevo buscador de Google se basa en el lenguaje GPT-3, un sistema de Inteligencia Artificial (IA) que simula la redacción humana. 

El informe de Google sostiene que el método clásico para recopilar información y brindarla a los usuarios no se relaciona directamente al pedido de información, sino que “proporciona referencias a contenidos (esperemos que fiables)”. Esto quiere decir que si bien el buscador puede proporcionar información relacionada a la búsqueda, es el usuario quien debe clasificarla y determinar qué sitios le son útiles para construir una respuesta. 

Aunque este sistema funciona correctamente, el equipo de investigadores de la firma creen que es momento de un cambio de paradigma. De este modo podría superar las funcionalidades de asistentes de voz como Siri y Alexa.

Por lo tanto, el nuevo buscador de Google pretende responder a los usuarios de una manera diferente. Si bien recuperaría las mismas referencias (páginas web con información competente), redactaría una respuesta apropiada empleando el lenguaje como un ser humano. Se trata, sin dudas, de un gran paso dentro del avance del machine learning.

¿Afectaría el nuevo buscador de Google a las técnicas de SEO?

Hasta el momento, las técnicas de posicionamiento web como SEO (Search Engine Optimization) y SEM (Search Engine Marketing) responden a los algoritmos vigentes. Cabe entonces preguntarse si el nuevo modelo de búsqueda aplica severos cambios dentro de este ecosistema.

Estos dos métodos de posicionar contenidos en Internet tienen como condición principal la utilización de palabras clave o keywords. Es a partir de estos términos que textos como anuncios o entradas de blog son rastreados por Google y mostrados a la persona que realiza una búsqueda relacionada. 

Lo cierto es que no se sabe qué va a pasar con las fuentes generadoras de contenidos, que serán la base de los resúmenes del nuevo buscador. Si Google deja de ofrecer los resultados tal como los conocemos, ¿los artículos originales seguirán recibiendo visitas? 

En este sentido, aún es una incertidumbre si las técnicas de SEO tal como las conocemos y aplicamos seguirán siendo una norma de posicionamiento web. Lo mismo aplica al SEM, dado que la mayor parte de los ingresos que se mueven en Google responden a la publicidad. 

Controversias y limitaciones

Los autores de esta investigación que está en proceso consideran el nuevo buscador de Google como un reto, dado que son conscientes del camino que hay por recorrer. Aunque la tecnología GPT-3 ya es capaz de producir textos simulando la escritura e interacción humana, todavía no sustituye el conocimiento de los expertos humanos. 

Por el momento este lenguaje no puede distinguir si está reproduciendo información verídica o confiable y ahí radica su principal limitación. Respecto a ello, especialistas del ambiente de la lingüística reaccionaron de manera negativa ante la noticia del nuevo modelo de búsqueda. 

Los detractores de este proyecto manifiestan su descontento con la propagación de la investigación por no tener en cuenta el impacto que puede provocar en la sociedad. Por otra parte, también explican que intervienen factores medioambientales y éticos.

Entonces ¿es positivo el cambio de buscador de Google?

Históricamente los cambios nos hacen salir de la zona de confort y reaprender los procesos tales como los conocemos. En consecuencia pueden parecer molestos o complicados. 

La realidad es que no depende de los usuarios frenar este avance, sino que su rol es esperar y detectar lo más rápido posible el nuevo método. Sólo de esta manera es posible incorporar las nuevas reglas del juego y adelantarse a la competencia.

Language