Image Alt

Entercomm

Blog

Empresas de TI ¿Es útil tener un blog?

Según datos de Forbes, una estrategia de blog bien ejecutada puede conseguir que el ROI se incremente hasta 13 veces. Entonces ¿sirve tener un blog?, estamos de acuerdo con que sí.

Si nos cuestionamos el tener un blog dentro de nuestra web es porque desconocemos todo lo que aportará a nuestra estrategia de marketing digital. Contrario a lo que pueda pensarse, esta ventana de comunicación es esencial para humanizar una organización y lograr un mejor posicionamiento en los motores de búsqueda. Aunque uno bien implementado exige constancia, planeación y mucho compromiso.

La importancia de un blog para el tráfico web

Estas bitácoras resultan una herramienta útil para convertirse en una caja de resonancia de todas las actividades de una empresa o marca, además de ser fundamental para humanizar una compañía a través de contenido de valor.

A esto se suma el hecho de que contribuyen a generar 50% más de tránsito en los sitios webs donde se alojan haciéndolas más visibles. De aquí se desprende que, según el informe estado del marketing B2B, el 40 % de los especialistas de marketing digital identifican el tráfico del sitio web como el KPI más importante para el rendimiento.

Está claro que esto sucede siempre que tengas un buen manejo de marketing de contenidos y en la medida en que las publicaciones sean de utilidad para los cibernautas. De hecho, si tienes un sitio interesante, actualizado y optimizado para SEO, el algoritmo de Google interpretará que es importante y empezará a mostrarlo en su página de resultados de búsquedas con palabras clave relacionadas al rubro de tu negocio. De esta manera, es posible conseguir un buen alcance orgánico.

 

Las 7C del marketing de contenidos

Target y planificación

Antes de poner al aire tu blog, debes tener algunas consideraciones. Lo primero es definir tu buyer persona, es decir, tener perfilado el target al detalle, sus datos demográficos, hábitos y costumbres a fin de acertar en los artículos que se vayan a trabajar. De este modo, tu esfuerzo estará bien direccionado.

También es primordial determinar los objetivos del mismo: educar, informar e influenciar en los cibernautas. Si no nos proponemos esto, terminará siendo una entrada publicitaria más que un espacio de ayuda a los seguidores.

Otro aspecto fundamental es la planificación. Es de gran ayuda tener un calendario editorial que permita organizar los temas, asignar un responsable para cada uno y las fechas de entrega de los contenidos. Cabe destacar que la parte gráfica es vital para atraer, por lo que hay que procurar contar a tiempo con material atractivo como fotos, ilustraciones o infografías.

Al momento de escribir es básico pensar en el formato digital y en el dispositivo desde donde se accederá a las notas. El tono de comunicación en Internet es distinto, pues en el ciberespacio las personas poseen poco tiempo para leer y suelen abandonar rápidamente los sitios que no les resultan relevantes.

Igualmente, los blogs son una ventana para poner en vitrina no solo los atributos y novedades sobre la marca, sino para exponer a los cerebros detrás de ella, vale decir, los ejecutivos que con su trabajo contribuyen al éxito de la misma. Lo ideal entonces es que a medida que se afiance este espacio se pueda ir convocando a los colaboradores para que aporten algún contenido de interés general.

En esta línea, al interior de una organización estos sitios contribuyen al buen clima laboral, ya que fomentan la comunicación corporativa y el diálogo de la alta dirección con los empleados sumando otra vía de interacción a los canales habituales ya existentes.

Recuerda que un buen blog no solo te ubicará en un lugar privilegiado en el posicionamiento SEO –tanto el marketing digital como en PR-, sino que te pondrá en el radar de los ávidos usuarios que buscan información sobre tu marca o sector.

De allí que su percepción girará también en función de las soluciones que puedas brindarles y que deben estar plasmadas en tu bitácora.

¿Tienes una idea para tu blog corporativo y no sabes por dónde empezar? Nosotros te ayudamos. ¡Contáctanos!

 

Crédito imagen .Freepik