estrategia de marketing exitosa

Cómo crear una estrategia de marketing exitosa

Para alcanzar el éxito corporativo es esencial diseñar una estrategia de marketing. Con el fin de obtener los mejores resultados, es de gran importancia aprender a combinar los métodos tradicionales con técnicas innovadoras.

Trazar una planificación adecuada implica desplegar una variedad de técnicas y herramientas que veremos en detalle en este artículo. Si estás buscando soluciones para darle a tu marca un salto de calidad, sin dudas una estrategia de marketing es lo que necesitas. 

A no confundir: estrategia vs. plan 

Antes de comenzar, desentrañemos esta confusión. Muchas veces se utilizan los términos plan y estrategia de marketing como sinónimos, sin embargo no lo son.

Una estrategia de marketing desarrolla los objetivos a alcanzar y las pequeñas metas a las que hay que llegar primero para obtener los resultados esperados. Además, anticipa todos los posibles pasos a seguir y contempla los factores que intervienen en su puesta en escena. 

En cambio, un plan de marketing detalla las tareas que se van a realizar para cumplir con lo pactado. Por otra parte también contiene: los plazos de tiempo, los responsables de cada tarea y los KPIs que se van a utilizar para evaluar los resultados.

En resumen, una estrategia de marketing explica el qué, mientras que el plan especifica el cómo. 

Ahora que tenemos en claro cuál es la diferencia entre estos dos conceptos, podemos avanzar. Veamos cómo diseñar y aplicar una estrategia de marketing.

Creando una estrategia de marketing paso a paso

como crear una estrategia de marketing paso a paso

Paso 1: definir objetivos

Una estrategia de marketing exitosa debe iniciar con la identificación de objetivos generales y parciales. Para asegurarte de poner a tu empresa los desafíos adecuados es recomendable usar los criterios SMART. En base a estos, podrás garantizar que tus objetivos sean:

S: specific (específicos)

M: measurable (medibles)

A: attainable (alcanzables)

R: relevant (relevantes)

T: timely (de una duración oportuna)

Algunos ejemplos de objetivos posibles son:

  • Tener llegada a un nuevo segmento de consumidores.
  • Alcanzar un índice de ventas en un período de tiempo determinado. Por ejemplo: superar el 25% de las ventas en seis meses respecto del semestre anterior.
  • Aumentar el brand awareness después del lanzamiento de un nuevo producto.

Paso 2: construir un buyer persona

Supongamos que el objetivo principal de tu estrategia de marketing es vender un videojuego para smartphones diseñado para niños de entre 8 y 10 años de edad. Probablemente, el público objetivo de tu empresa sean todas las personas que consumen videojuegos, pero en este caso, tu buyer persona es un niño de 8, 9 o 10 años que busca entretenimiento en su dispositivo móvil.

Por lo tanto, en esta segunda etapa es primordial concentrarse en las características que describen al cliente ideal de tu producto. En base a eso podrás seguir avanzando y, próximamente, crear un plan de marketing que haga realidad tus metas.

Paso 3: hacer un análisis interno

Ya tienes el producto, sabes a dónde quieres llegar y a quiénes apuntas con tu estrategia. Ahora llegó el momento de sincerarte con tu negocio y hacer un análisis interno. 

Algunas preguntas disparadoras que pueden ayudarte a conocer tu situación son:

  • ¿Cuál es la posición de mi marca en mi nicho de mercado?
  • ¿Qué presencia digital tiene mi empresa?
  • ¿Cuál es mi recorrido hasta el momento?
  • ¿Estamos preparados para afrontar este desafío?
  • ¿Con qué medios cuento para hacer este despliegue?
  • ¿Tengo un plan de contingencia en caso de fallar?
  • ¿Cuáles son las oportunidades de mi producto? ¿Y las fortalezas de mi empresa?
  • ¿De qué manera puedo contrarrestar las debilidades de mi marca?

Paso 4: hacer una investigación de la competencia

Del mismo modo que analizaste tu empresa debes investigar a la competencia. Desarrolla el perfil de tus principales competidores identificando sus productos, precios, métodos de comercialización, estrategias de difusión y distribución. 

Emplea estos datos para reconocer qué ventajas tienen sobre tus productos y cómo puedes reducir esta diferencia. Adelantarte a los pasos que dará el resto es clave para tomar la delantera.

Paso 5: escoger los puntos de venta

Según las 4 P del marketing, siempre hay que tener en cuenta los siguientes aspectos: el producto, el precio, el punto de venta y la promoción. Definir dónde se van a vender tus productos es un paso que no puede faltar en tu estrategia de marketing.

Teniendo en cuenta el análisis de la situación de tu empresa y la investigación de la competencia, debes definir los puntos clave para la comercialización de tus mercancías. En este sentido, aplicar técnicas de trade marketing puede ser de gran ayuda para posicionar tus productos en el mercado.

Paso 6: seleccionar los canales de promoción

Antes de finalizar la creación de tu estrategia de marketing y darle paso al plan de acción, es importante que hagas una selección de los canales de difusión. Estos se dividen en dos grupos:

Canales tradicionales

  • Venta directa
  • Venta telefónica
  • Publicidad en medios de comunicación (televisión, radio, periódicos, revistas)
  • Anuncios en la vía pública
  • Folletería

Canales digitales

En síntesis, una estrategia de marketing exitosa requiere objetivos realizables, saber hacia qué consumidores diriges tus esfuerzos y reconocer tanto tus oportunidades como tus debilidades. Por último, determinar dónde y cómo promocionar los productos o servicios que tienes para ofrecer es fundamental para obtener los resultados deseados.

Crear y poner en práctica una estrategia de este tipo puede ser complejo. Si necesitas ayuda para desarrollarla, no dudes en contactarnos. En Entercomm nos avalan más de 15 años de experiencia en diferentes países de América Latina.

    Language