Son muchas las empresas que han optado por estar presentes en redes sociales debido a que son excelentes herramientas de comunicación con las cuales se puede hacer branding y generar vínculos con los usuarios, como así también, pueden servir para intensificar el servicio al cliente.

Lo más recomendable es tener una fuerte presencia en algunas plataformas específicas, más relacionadas con nuestro público objetivo, que dividir fuerzas en un gran número de ellas, porque de esta manera, la presencia de nuestra empresa sería demasiado sutil. Es decir, que no lograríamos la suficiente atención que nuestro negocio o marca necesita para obtener buenos resultados.

Para que todo funcione correctamente lo principal es detectar cuál es nuestro público objetivo para poder analizar sus gustos y ver en qué redes sociales está presente. Una vez que tengamos claro cuál es nuestro público objetivo y hayamos detectado cuáles son sus intereses, determinaremos cuáles son las plataformas sociales que vamos a elegir.

¿Cómo funciona cada red social?

Facebook: Es la red que tiene más usuarios activos. Ofrece la posibilidad de tener una página especial para negocios y además cuenta con una plataforma de publicidad muy poderosa. Con Facebook se puede llevar tráfico a las webs, generar engagement con los clientes por medio de comentarios y likes e incluso obtener leads y ventas.
Funciona excelente para mercados de consumo masivo como alimentos, servicios, salud, belleza, automotriz, medios de comunicación, etc. Pueden utilizarla tanto las pequeñas empresas como las grandes corporaciones y es una buena opción para tenerla por imagen y presencia en línea.

Twitter: Es una de las principales plataformas informativas y es recomendada para casi todas las empresas. Sin embargo, esta red social suele exigir una mayor dedicación y trato personal similar al de un centro de atención al cliente. Es muy útil para empresas con alta interacción con usuarios, como por ejemplo empresas de servicios, bancarios, telefonía, equipos deportivos, etc. Para los medios de comunicación es una gran plataforma de difusión por su inmediatez.

YouTube: Es una red social audiovisual y es útil para empresas que tengan la posibilidad de estar generando contenido continuamente o aquellas que puedan crear temas educativos, explicaciones de productos, o que puedan exponer su especialización y conocimiento. Funciona muy bien para generar posicionamiento en buscadores (SEO) ya que YouTube es el segundo buscador más grande del mundo después de Google.

LinkedIn: Es la red profesional por excelencia. La presencia en ella es recomendable, pero su actualización y gestión se aconseja en una medida limitada y sólo relacionada bien con novedades del sector o bien con nuevos productos y servicios de la empresa. Esta red social es básicamente para empresas que le venden a otras empresas. Con el gran diferencial de poder contactar con tomadores de decisiones. A través de los contenidos se puede generar muy buen liderazgo de opinión y convertirse en una referencia. También se utiliza para reclutar personal. Tiene una plataforma de publicidad muy poderosa y además cuenta con una funcionalidad de cuentas Premium con las cuales se puede conectar con personas de puestos y empresas específicas.

Instagram: Es una plataforma social que permite compartir contenido en formato de imágenes y videos. Las empresas que más la han potencializado son aquellas relacionadas a la moda, salud, deportes, alimentos, estilo de vida, entre otros. Es una buena red para generar presencia y branding, independientemente si son de mercados masivos o empresariales.

Estos son algunos elementos que pueden ayudar a seleccionar las redes sociales en las que las empresas deben estar o en las que se deben enfocar más. No se trata de estar en todas, sino en aquellas que puedan generar mayor beneficio.

¿Qué redes sociales le funcionan mejor a sus empresas?  ¿Qué criterios utilizaron para seleccionarlas?